hospimedica2

Un guardia civil de Conil resulta herido al evitar el suicidio de una mujer

Guardia civil de Conil

Un agente de la Guardia Civil de Conil salva la vida de una mujer a pesar de haberse roto el hombro al intenter rescatarla, cuando esta vecina de la localidad intentarse quitarse la vida al saltar desde una altura de ocho metros.

Los hechos tuvieron lugar a las 17.00 horas del pasado domingo, cuando varios viandantes alertaron a la Guardia Civil de Conil de que una joven estaba subida en lo alto de una valla publicitaria de la zona conocida como Pocito Blanco, con intención de quitarse la vida. La valla estaba situada a unos ocho metros de altura y la mujer tenía una bufanda anudada al cuello y a la valla.

Personados en el lugar, los agentes iniciaron una conversación con la joven, intentando convencerla de que se bajara de la valla. Era evidente que la mujer se encontraba bajo los efectos de algún tipo de sustancia tóxica, a la vez que presa de un gran nerviosismo.

Uno de los guardias empezó a subir a la valla mientras hablaba con la mujer, a la que ofreció incluso un cigarro para que se calmara.

Tras varios minutos de conversación a ocho metros del suelo, la situación parecía estar controlada. Sin embargo, en un momento determinado, y tras volver a entrar en crisis, la joven saltó al vacío sin mediar palabra, evitando solamente la caída al vacío los reflejos del guardia civil, que la agarró con una mano por el brazo, quedando la mujer suspendida en el aire agarrada por el guardia civil, hasta que fue escapándosele ya que se había roto el hombro de la mano con la que la sujetaba.

La mujer cayó al suelo, pero ya desde menos altura, aunque sufrió heridas importantes. Ambos fueron trasladados a centros sanitarios para ser atendidos de sus dolencias.


Imprimir   Correo electrónico