Guardia Civil, 177 años de fiabilidad y neutralidad política

Categoría de nivel principal o raíz: Opinión Redacción

rescate picos de europa

La Guardia Civil es ya a día de hoy la única institución del Estado en la que se puede confiar, como lo era hace 177 años, y eso como siempre a pesar de los políticos que intentan utilizarla para sus fines.

La Guardia Civil lleva 177 años de servicio a España y a los españoles, muchos más años de existencia que partidos llamados tradicionales o que esos otros más modernos que hoy, según sopla el aire, atacan o defienden a la Guardia Civil, según sean investigados o no, es la hipocresía y la deslealtad del político.

La Guardia Civil lleva 177 años combatiendo y persiguiendo el delito, incluida la corrupción, sin importarle el signo político de quienes cometen el delito, sea este el que sea, porque la Guardia Civil solo se debe a la sociedad, a las leyes, a su cumplimiento exacto y a velar para que estas se cumplan, fiel a pesar de los años, a sus propios principios y valores, a su neutralidad política.

La Guardia Civil no es patrimonio de nadie en particular, es patrimonio de todos los españoles en general, no es patrimonio de ningún partido político, como no es enemigo de ninguno de ellos, únicamente cumple y vela para que se cumplan las leyes.

La Guardia Civil es un ejemplo para la sociedad, y lo demuestra cada día, mientras en política el amiguismo y el corporativismo están a la orden del día, también con aquellos y entre aquellos que delinquen, la Guardia Civil aparta sus manzanas podridas en cuanto las detecta, de forma inmediata y ejemplar, los políticos de hoy, como los de antaño, solo miran por sus intereses particulares, ni siquiera por los de su partido y mucho menos por los de la sociedad a la que dicen representar, hacen piña cuando una de sus manzanas se pudre, y solo cuando la Guardia Civil las descubre en la cesta y las aparta, recuerdan que estas existían, ya lo dijo Mario Conde cuando fue detenido por la Guardia Civil, “Si es la Guardia Civil es que viene con los deberes hechos”, esa es la realidad de la Guardia Civil, siempre ir con los deberes bien hechos, esa debería ser la realidad de quien está al frente de la Institución, ir con los deberes bien hechos y seguir fielmente, como se exige a todos los guardias civiles, incluida por ende a la actual directora general como máxima responsable de todos ellos, que sea fiel a la "Cartilla del Guardia Civil", ser al menos y hacer "política sin bajeza"

Lo que ve la sociedad, en la Guardia Civil es honestidad, compromiso, lealtad, y neutralidad, esto es lo que hace que hoy la Guardia Civil sea vista como la única institución del Estado en la que se puede confiar, a pesar del uso partidista que alguno o alguna han querido hacer del Benemérito Instituto.

Los últimos acontecimientos corroboran esta impresión, y no solo con las unidades de élite del Cuerpo, también en cada rincón de España por remoto que sea, siguen demostrando los guardias civiles cada día, como demostró siempre, su honor, su compromiso con la sociedad, con las enseñanzas del Duque de Ahumada, con su Cartilla, persiguiendo el delito por igual, sea quien sea el delincuente, tanto a derecha como a izquierda, demostrando su neutralidad, también política, que es leal a sus principios, a la legalidad vigente, que es fiable. Quizás la única Institución fiable y neutral en toda esta vorágine política que intenta fagocitarnos, que intenta enfrentarnos a unos contra otros, a pesar por supuesto del intento partidista de utilización de la Guardia Civil.

Es fiable porque es eficaz, porque es constante, porque es benemérita, porque es neutral, porque nunca abandona una investigación, porque nunca abandona a quien le necesita, porque se implica y porque no se deja corromper y esto también lo demuestra cada día, hoy además esas grandes operaciones más mediáticas, los esperamos en la carretera, en el camino, en la montaña, en el llano o en el mar, en la ciudad y en el pueblo mas apartado, hoy cuando tenemos un problema y a la vista de la patrulla nos vuelve la tranquilidad, ayer era la imagen de la pareja, hoy verlos llegar en un todoterreno, en moto, en lancha o en helicóptero, ayer andando o a caballo, su simple presencia nos vale para sentirnos seguros, como les valía a quienes se sentían acosados por los bandoleros, la Guardia Civil es querida porque no abandona al herido, al perdido, al naufrágo, al necesitado, al fallecido..., unos valores que les hacen anteponer su vida para salvar la de los demás, desde hace 177 años la Guardia Civil viene demostrando esa valentía, esa constancia, esa determinación, y a pesar de que algunos crean que los valores que tiene y demuestra cada día en sus actuaciones la Guardia Civil están obsoletos, sigue demostrando que no es así, hoy seguimos viendo, los guardias civiles siguen demostrando, los valores que nos inculcó el Duque de Ahumada hace 177 años, con la misma fuerza y determinación, con la misma ilusión y compromiso, hoy como hace 177 años conocemos el heroismo de los guardias civiles y de su constancia, valores que siempre ha demostrado la Guardia Civil, sin caer nunca en el desanimo y sin abandonar nunca, a pesar de zancadillas, de las piedras que gobernantes y políticos le han ido poniendo en el camino durante su existencia.

Es fiable, es querida y es respetada, porque demuestra neutralidad, a pesar del uso torticero que algunos o algunas han querido hacer de la Institución.

Hoy como hace 177 años solo te puedes fiar de la Guardia Civil.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado

Director de Benemérita al Día

Asociación Española de Escritores Militares (AEME) 

Imprimir