hospimedica2

LA GUARDIA CIVIL DE HUESCA LOCALIZA MÁS DE 3.000 PLANTAS DE MARIHUANA

FOTO 3 plantaciones huesca

Dentro de los dispositivos impulsados desde la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, se han desarrollado varias intervenciones durante el mes de julio localizando un total de 3.038 plantas de cannabis sativa. Las actuaciones más destacadas se llevaron a cabo en la Comarca de Monegros y en la Comarca del Somontano. La colaboración ciudadana ha sido fundamental para el éxito de las intervenciones

02 de agosto de 2021. Dentro de los servicios de habitualmente se desarrollan de prevención de la Seguridad Ciudadana desde la Guardia Civil de Huesca, en prevención del cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes, y gracias a la colaboración ciudadana, durante el mes de julio se han localizado un total de 3.038 plantas de marihuana, consiguiendo identificar a dos personas y desmantelar la importante infraestructura preparada en una de ellas.

En las intervenciones han participado personal de los Puestos de la Guardia Civil de Lanaja, Angües y Patrulla de Servicio de Protección de la Naturaleza (PAPRONA) de Huesca, los cuales localizaron las plantaciones y procedieron a su desmantelamiento, consiguiendo identificar a dos personas que realizaban cuidado de una de las plantaciones.

El primero operativo se llevó a cabo en la Comarca de los Monegros el 17 de julio. Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Lanaja cuando se encontraban prestando servicio de prevención de la Seguridad Ciudadana, recibieron un aviso, comunicando que un particular había localizado varias plantas de marihuana ocultas en un campo de cultivo, dirigiéndose los agentes al lugar y localizando 38 plantas de marihuana, que fueron incautadas.

Esa misma noche, la patrulla de Seguridad Ciudadana, realizó servicios de vigilancia al objeto de localizar a los supuestos autores de los hechos, observando de madrugada un vehículo que se dirigía a las inmediaciones y dos personas.

Tras aparcar, se dirigieron hacía el campo de maíz, y tras esperar los agentes un tiempo a fin de comprobar si realmente se dirigían a la plantación, una vez lo confirmaron, se dirigieron al lugar encontrando a una de las personas con dos plantas de marihuana en sus manos y otro con una bolsa plástica con abono para el cultivo.

Por este motivo se regresó con ellos hasta su vehículo y se procedió a un registro del mismo, localizando en el interior bolsas de abono para el cultivo, material de horticultura, monos impermeables y botas de agua.

Por estos hechos se procedió a la identificación de dos varones de 32 y 35 años vecinos de Lérida, siendo informados que los hechos eran constitutivos de una infracción a la Ley Orgánica 4/2015 por realizar actos de cultivo o plantación ilícitos de sustancias estupefacientes.

La intervención más importante se llevó a cabo en la Comarca Somontano el 21 de julio. Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Angües recibieron aviso de un ciudadano informando de la existencia de una posible plantación de marihuana entre una amplia extensión de terreno, por lo los agentes solicitaron apoyo por parte de la Paprona de la Guardia Civil de Huesca para su localización, debido a que se trataba de un terreno de difícil acceso y amplio.

La patrulla conjunta de la Guardia Civil de Angües junto con la Paprona de la Guardia Civil de Huesca realizaron un servicio conjunto de reconocimiento del terreno, ayudándose de un dron. Tras varias horas, finalmente los agentes localizaron 3000 plantas de marihuana, junto con una gran infraestructura compuesta de tres zonas de invernadero para el criado de semillas en zonas anexas a la plantación, así como 4 balsas de riego, una de ellas realizada con tierra del propio terreno y plástico y el resto eran piscinas prefabricadas de baño.

En zonas de sombra se encontraron comedores con restos de comida envasada, un hornillo y gran cantidad de basura y garrafas de agua, así como una manguera con la que conducían el agua desde el río Alcanadre.

Los agentes a la vista de que el lugar había sido abandonado recientemente ya que algunas de las plantas ya se habían secado y el lugar se había dejado de utilizar procedieron a la intervención de todo el material y su puesta a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Barbastro, continuando con las gestiones para localizar a los posibles autores de los hechos.