hospimedica2

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil pone en marcha la adjudicación de cuatro nuevas patrulleras

patrullera

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha puesto en marcha la adjudicación de cuatro modernas patrulleras por un importe de 8,9 millones de euros. Se trata en concreto de dos patrulleras medias todo tiempo y de dos patrulleras de alta velocidad que deberán entrar en servicio en tres años.

El contrato se distribuye en torno a dos lotes, siendo el Lote 1 el correspondiente a las patrulleras medias todo tiempo, con un valor de 5,1 millones de euros mientras que el Lote 2 se refiere a las patrulleras de alta velocidad, que recibe 3,8 millones de euros.

En las licitaciones el precio supone el 55 por ciento de la valoración de las ofertas. Mientras que las patrulleras medias estarán asignadas a misiones de patrulla, lucha contra la inmigración ilegal, la protección del medio ambiente marino, la vigilancia de lucha contra el narcotráfico, las patrulleras de alta velocidad tienen una misión clara que es el control del narcotráfico y el crimen organizado, destacando su capacidad de interceptación.

Ambas podrán ir dotadas con lanzagranadas automáticos de 40 mm. para lo que se ha previsto cuenten con los ajustes necesarios. Se menciona en el pliego de prescripciones técnicas los LAG-40 o similar que suministraría la Benemérita.

Patrulleras medias

Las patrulleras medias tendrán una vida útil no inferior a los 20 años, con un empleo previsto de 3.000 horas al año, diseñadas para una tripulación de 5 personas, construcción monocasco y cubierta de aluminio, con cabina de poliéster reforzado con fibra de vidrio, capacidad para operar de día y de noche durante dos días de forma continua en la mar con estado de la mar fuerza 5 y hasta a 150 millas de la costa.

Tendrán una eslora de entre 20 y 22 metros, una manga de entre 5 y 6 y un calado de entre 0,9 y 1 metro. Contarán con dos motores de 12 cilindros en V de al menos 1.400 cv. de potencia cada uno y propulsión mediante dos hidrojets del tipo Hamilton HM521 o similar.

Podrán alcanzar los 35 nudos, una velocidad de crucero de 20 nudos, tendrán un peso de 35 toneladas y contarán con una embarcación auxiliar del tipo casco rígido hinchable o RHIB de 4 metros de eslora y un motor fuera borda que operará a través de una rampa en popa.

Interceptoras de alta velocidad

El segundo lote se corresponde a la adquisición de dos patrulleras de alta velocidad que deberán poder permanecer en la mar 12 horas a distancias en torno a las 20 millas de la costa, operando con cuatro hombres y durante no menos de 15 años con 1.000 horas de empleo al año previstas. Para su empleo contarán con armamento disuasorio y elementos de interceptación.

Tendrán una eslora de entre 17 y 18,5 metros, una manga de 3,5 a 4 metros y un calado de 0,8 a 1,2 metros. Contarán con dos motores marinos diésel de al menos 1.800 Cv. cada uno asociados a sendos hidrojets con los que alcanzará velocidades de 55 nudos.

Podrán mantener esta velocidad durante al menos una hora y con el 80 por ciento de potencia deberá poder alcanzar 45 nudos, con una velocidad de planeo inferior a 23 nudos. Estas características reflejan que su diseño está optimizado para facilitar el planeo a bajas velocidades para permitir unas óptimas capacidades de interceptación.

Se incide en la necesidad de disponer de la mayor velocidad y planeo lo antes posible y que el comienzo o final del planeo no implique elevar la proa impidiendo ver desde el puente cualquier objeto próximo, contando además con un diseño de bajo perfil aerodinámico para optimizar la alta velocidad.

Tendrán 250 millas de autonomía como mínimo, alcanzando las 300 a velocidad de crucero.

Su peso está calculado en 19 toneladas y su fabricación será de aluminio. 


Imprimir   Correo electrónico