hospimedica2

Sanidad propone endurecer las medidas en los bares a partir de los 150 casos acumulados

sanidad cierre bares

Sólo está a la espera de su ratificación oficial. El nuevo documento de actuaciones de respuesta coordinada de Sanidad ('Semáforo de Sanidad'), aún no vigente, incluye el endurecimiento de las medidas que deben tomarse en todas las Comunidades Autónomas en función de la incidencia por zonas de Covid-19. Concretamente, a partir del nivel de alerta 'alto' y 'muy alto', lo que supone una incidencia acumulada de 150-200 casos en 14 días y más de 250, respectivamente.

Así, por ejemplo, cuando el nivel sea 'alto', la nueva versión impone la "supresión del servicio en zonas interiores de los establecimientos" de hostelería y limita las reuniones (tanto en público como en privado) a un máximo de 6 personas o cuatro si se trata de un nivel 'muy alto' y no son convivientesEl anterior documento no especificaba este último detalle, sólo recomendaba reducir al máximo el contacto social. Aunque es cierto que las autonomías han puesto en práctica este tipo de medidas, no aparecían reflejadas y asociadas a los distintos niveles de riesgo en el documento de actuaciones de respuesta de Sanidad.

Se trata una actualización que fue aprobada por Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta el pasado 26 de febrero. Parece que la actualización del 'semáforo' por fin se abordará este jueves en la Comisión de Salud Pública (tras una semana de incremento continuado de la tasa de incidencia), pero aún tendría que ratificarse en Consejo Interterritorial.

El objetivo de la propuesta: "Establecer unos niveles de alerta que determinen actuaciones proporcionales al nivel de riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 y adaptables según la situación y el contexto de cada territorio". Además, estas actuaciones pretenden garantizar una coordinación suficiente entre territorios "sin que obste, en ningún caso a las comunidades autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas", tal y como reza el documento al que ha tenido acceso este periódico.

ESCENARIOS DE RIESGO

Para el Consejo Europeo, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC), el riesgo comienza a incrementarse cuando la incidencia acumulada en 14 días es de 25 casos por 100.000 habitantes, teniendo un límite superior de 150 para considerar que el riesgo es muy elevado. Siguiendo este criterio, en España, afirma el documento, "hemos establecido el intervalo 150-250 como un riesgo alto y hemos establecido un umbral adicional, incidencia superior a 250 por 100.000, para señalar situaciones de riesgo muy alto en las que se precisen acciones adicionales si las implementadas con incidencias de más de 150 no lograran controlar la transmisión".

Teniendo en cuenta estos escenarios de transmisión y a tenor de todos los artículos científicos que se han ido publicando en los últimos meses, Sanidad se plantea el endurecimiento de medidas que puedan suponer mayor efectividad en diferentes sectores. Algunos de estos trabajos apuntaban que la reapertura de restaurantes produciría el mayor número de infecciones adicionales (comparado con mantenerlos cerrados), seguidos de los gimnasios, hoteles y lugares de culto.

En general, los resultados de la literatura científica que justifica la actualización de este documento respaldan también la efectividad de las políticas de control de aforos y su eficiencia. Por ejemplo, aforos al 20% redujeron las infecciones en más del 80%, aunque sólo redujeron las visitas totales en un 42%. La reducción a la mitad del número de nuevas infecciones esperadas se lograba al establecer aforos de 35% o inferiores. Otras políticas sin aforos pero con reducción generalizada de la movilidad dieron resultados peores.

Son conclusiones que van acorde con los estudios epidemiológicos, que indican que "la transmisión se ve favorecida en lugares cerrados, mal ventilados, con afluencia de muchas personas y donde no se observen las medidas de distanciamiento e higiene y prevención durante todo el tiempo, situación ésta en la que se ha demostrado que la probabilidad de contagio es muy superior a la que se produce en los espacios abiertos y bien ventilados".

LA TRANSMISIÓN EN ESPAÑA

Es cierto que en España, según los datos disponibles, los principales ámbitos de transmisión de los brotes, desde que finalizó la desescalada, son los lugares cerrados (domicilios o espacios interiores), en muchos casos mal ventilados, donde se habla en voz alta, se canta y no se hace buen uso de la mascarilla o se realizan actividades donde es incompatible su uso continuo, como comer, beber o hacer actividad física. En consecuencia, "se consideran eficaces la limitación del número de personas no convivientes en las reuniones, sobre todo en interiores, la recomendación de relacionarse en burbujas sociales estructuradas en grupos de convivencia estable (GCE), y la recomendación de permanecer en el domicilio (#Quédate en casa)", aparte de promover "aquellas actividades que se puedan realizar al aire libre donde la reducción de aforos no tiene que ser tan estricta y promover la reducción de aforos o el cierre de los establecimientos en los que no se pueda garantizar una adecuada ventilación y un cumplimiento de las medidas de prevención e higiene".

REFUERZO DE MEDIDAS

La nueva tabla de actuaciones que propone Sanidad para los distintos niveles de riesgo está basada en las medidas que han mostrado eficacia. Serán las Comunidades Autónomas quienes tomen la decisión sobre qué medidas y cuándo aplicarlas y se pondrá en conocimiento del Ministerio de Sanidad antes de su implantación.

La nueva propuesta del documento aún no vigente no impone cerrar toda la hostelería, ni en el nivel tres ni en el cuatro. En estos escenarios, se permite una ocupación máxima del 75% en las terrazas o del 50% y con limitación de horarios. Sólo si se superan los 500 casos por cada 100.000 habitantes, hay que cerrar el establecimiento, permitiéndose exclusivamente el servicio de recogida y entrega para consumo a domicilio.

Entre otros detalles, cuando el riesgo sea 'muy alto', se establece directamente la enseñanza telemática, aplazar las ceremonias tales como bodas, bautizos, etc., la suspensión de actividades deportivas no profesionales y limitar los horarios de comercios no esenciales. En caso de que la tendencia sea ascendente y supere los 500 casos por 100.000, se cerrarán completamente.

Se valorará si proceder al cierre o la mayor reducción de aforo en cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares, así como locales y establecimientos destinados a actos y espectáculos culturales. Lo mismo ocurrirá con las biblioteca, archivos, museos, salas de exposiciones, monumentos y otros equipamientos culturales.


Imprimir   Correo electrónico