Francia decide extraditar al terrorista Josu Ternera por el asesinato del directivo Hergueta en 1980

Categoría de nivel principal o raíz: Actualidad Terrorismo y Victimas

josu ternera

La justicia francesa ha aceptado este miércoles la petición de España de extraditar al dirigente histórico de ETA en relación con el asesinato del dirigente de Michelin Luis Hergueta en Vitoria en 1980. La decisión, que Ternera tiene previsto recurrir ante el tribunal Supremo galo, se conoce a pocas semanas del comienzo previsto del primero de los dos juicios que tiene pendiente en Francia, trámite indispensable antes de cualquier posible traslado a España del antiguo jefe de la banda terrorista, sobre el que ya pesan otras dos extradiciones en firme.

La sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París desestimó visiblemente los argumentos de la defensa de Urrutikoetxea, que en la última audiencia, el pasado 2 de diciembre, había sostenido que los hechos habían prescrito. Los abogados del asesino etarra también afirmaron que España tiene intereses “políticos” con la demanda de extradición de su defendido.

Urrutikoetxea, de 70 años, estuvo presente en la lectura de la decisión. El jefe de la banda terrorista ETA disfruta desde finales de julio de libertad condicional, que obtuvo por motivos de salud y que le permitió abandonar la prisión parisina de la Santé donde había permanecido ingresado más de un año, desde su detención, en mayo de 2019, en la localidad alpina francesa de Sallanches, tras permanecer 17 años en la clandestinidad. Después de que su primer domicilio fuera revelado por algunos medios, logró que los jueces aprobaran su traslado a una nueva dirección, siempre en la capital francesa, mantenida en secreto. El etarra, que es vigilado mediante un brazalete electrónico, puede moverse con una cierta libertad, dentro de un horario restringido. Según habían contado sus abogados el verano pasado, entre otras actividades está estudiando Historia en la universidad de la Sorbona.

El asesino eterra puede ahora recurrir al supremo su extradición, aunque recurrirla ante el Supremo puede alargar el proceso final unos meses más, su destino parece, a priori, trazado: el máximo tribunal francés ya ha rechazado otros dos recursos del antiguo dirigente etarra para evitar ser entregado a España. El 4 de noviembre, la Corte de Casación, el supremo galo, dio luz verde a su extradición por la causa abierta en la Audiencia Nacional por la financiación de la organización terrorista a través de las herrikotabernas. Unos días después, el 17, también avaló su entrega para que sea juzgado por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987 que causó 11 muertos, entre ellos seis niños.

La justicia francesa solo ha denegado una petición de España: la de entregarlo para que sea juzgado por crímenes de lesa humanidad en un sumario en la que también están encausados otros exjefes de ETA como Garikoitz Aspiazu, Txeroki; Mikel Carrera, Ata, y Aitzol Iriondo, Gurbitz. Los jueces franceses arguyeron que ese delito no tiene encaje en el Código Penal galo.

En cualquier caso, antes de ser obligado a regresar a España, Ternera tendrá que pasar de nuevo por la justicia francesa, tras su decisión de aprovechar su derecho a reclamar una repetición de los dos juicios a los que había sido condenado, en rebeldía, a sendas penas de cárcel en Francia. El primero de los procesos ha sido fijado para el 22 de febrero, mientras que se espera que el segundo se celebre como pronto en junio.

Imprimir